miércoles, abril 19, 2006

Destrucción del bote de champú

Ayer tiré a la basura el ejemplar de el bote de champú que me acompañaba durante los últimos meses en algunas (no todas) mis masturbaciones. Estaba sucio por dentro y por fuera, y me rozaba en un lado de la polla al penetrarlo, por una mejora que intenté:

Quise hacerle unas protuberancias por dentro para que diera más gusto al penetrarlo, así que reblandecí el plástico con el mechero y apreté con la parte de atrás de un bolígrafo Bic para que al enfriarse quedaran como bultitos. La cosa era más costosa de lo que parecía, así que solo hice dos o tres en cada lado. Una de ellas quedó demasiado "protuberante", y después cuando me lo follaba después de meter y sacar muchas veces me rozaba.

Así que ayer, lo saqué con ánimo de usarlo en la cama antes de dormir, pero en vez de eso cogí unas tijeras, lo corté en cuatro trozos, y lo tiré. Cuando lo eche de menos seguro que me hago otro :-)

Por cierto, al final anoche no me hice esa paja que comentaba, ni con bote ni sin él. Me quedé sobado en cuanto me tapé con la sábana.

1 comentario:

Mar dijo...

¿Un bote de champú? No me lo creo, ja ja. Perdona que me ría, pero es que he llegado aquí por casualidad y me he quedado pasmada. Ea, ya me has corrompido, con lo inocente que era yo...