sábado, agosto 18, 2007

Improvisada

Anoche estaba en la cama intentando dormir, cuando empezó a hacer viento y la puerta de la cocina, que estaba abierta para que hubiera corriente, empezó a dar portazos. Como eran las dos de la mañana y quería dormir, me levanté a cerrarla para que no hiciera ese molesto ruido.

Cuando hace calor como en verano y estoy en mi casa, me gusta dormir desnudo, así que cuando fui por la cocina iba así, con todo al aire. La puerta que se golpeaba da a una pequeña terracita (1 metro cuadrado) que a su vez da a un gran patio interior a donde dan también habitaciones y cocinas del resto de pisos de otras escaleras. Las luces estaban apagadas y salí al balconcito para ver cómo estaba la noche, y mientras miraba alguna estrella a través de la rojiza luz de la ciudad, sopló una ráfaga de viento que noté sobre mi piel. No se porque, pero lo de estar al aire libre desnudo, sintiendo el aire de la noche es algo que "me pone" mucho.

Bajé la mano hasta mi miembro, que no estaba ni totalmente fláccido ni tampoco erecto, sino en un estado intermedio. El viento seguía viniendo en ligeras ráfagas, y yo empecé a acariciarme la polla, que empezó a crecer entre mis dedos. Seguí dándole hasta que alcanzó una buena erección, y así estuve un rato, sin prisa ninguna. En un determinado momento, empecé a tener un poco de frío, así que me metí en la cocina y me senté en un taburete, a un metro de la puerta que seguía abierta. Ahí se estaba mejor, me seguía llegando algo de aire pero no hacía tanto frío.

Sentado en el taburete proseguí con lo que estaba haciendo. Con mi mano derecha me pajeaba, y la izquierda o bien la tenía parada, o acariciaba con ella otras partes de mi cuerpo: los muslos, los huevos, el pecho... El resto de la paja fue como suelen ser. Movía arriba y abajo mi mano, dándome placer, insistiendo de vez en cuando en la zona del glande, por los lados y por detrás del mismo. Cerraba los ojos y echaba la cabeza hacia atrás, mientras tenía fugaces visiones de cuerpos femeninos desnudos y pasadas experiencias morbosas que ayudaban a mantener y aumentar mi excitación. El ritmo iba siendo cada vez más rápido y las sacudidas más fuertes, y por el rabillo del ojo podía ver delante la sombra de la pila del fregadero, con el jabón lavaplatos y el rollo de papel de cocina.

Al avanzar la paja empezó a brotar ese líquidillo viscoso o incoloro (preseminal) que inmediatamente embadurnaba con mis dedos sobre la cabeza del glande, atrapándolo entonces entre el pulgar y el dedo índice para hacer un círculo, con el que lo apretaba y movía arriba y abajo ayudado por la lubricación extra del liquidillo, y que no duraba más de tres o cuatro movimientos, pero que daban un placer inmenso.

Finalmente, empecé a notar que iba a llegar el momento, y continúe con mis movimientos manuales a la misma velocidad, sabiendo que no tardaría en llegar al orgasmo, pero sin acelerar el ritmo para alcanzarlo, puesto que era algo inevitable. Justo en el momento que iba a empezar a correrme, estiré la mano hasta el papel de cocina y le arranqué una hoja. Hice con ella una bola no muy compacta, y la apreté contra la punta de mi polla. Le di unas pocas sacudidas más y entonces me corrí, en un orgasmo no muy intenso pero largo. Mi leche empapó el papel, y cuando terminé y me había repuesto un poco lo tiré al cubo de la basura. No se cómo fue de abundante porque todo sucedió a oscuras, pero supongo que no sería mucho porque últimamente todos los días me hago una o dos pajas y no doy tiempo a que los "depositos" se rellenen del todo, jejeje.

Me levanté del taburete, cerré la puerta que daba golpes, y me fui a la cama a dormir. No esta mal eso de improvisar una paja cuando la situación es propicia.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! A veces ojeo blogs al tuntún y dejo mi modesto parecer respecto a cada uno de ellos.

Esto es lo que opino del tuyo: caca de la vaca.

Saluditos y hasta nunca!

el_mas_turbador dijo...

Es lo bueno que tienen los blogs. Nadie te obliga a leerlos y si no te gustan, sencillamente no entras y ya está.

Saludos y hasta nunca también.

albita dijo...

ya se acabaron las vacaciones...
jolines que penita, pero bueno, a disfrutar de lo que queda de jornada intensiva!!
te iba a mandar un mail pero al final me he echado para atras... quizas un dia te cuente!!
besitos

josergcr dijo...

muy bonito relato, me calienta, asi que me hare yo una tembien

el_mas_turbador dijo...

Hola Albita!
¿asi que ya has vuelto de vacaciones? Espero que lo hayas pasado muy bien, en todos los sentidos ;-) Ya sabes que si te ha pasado algo "interesante" nos lo puedes contar aqui.

besos!

david dijo...

Hacía muchísimo que no pasaba por aquí y veo que está bastante animado. No es todavía lo que fue pero seguro que va a ir mejorando.

Venga Albita anímate que eres de las más lanzadas.

Desde que vivo con mi novia lo que puedo explicar es bastante monótono pero si esto se anima me lanzaré yo también. Por cierto, ¿alguien sabe dónde está Aksaray?.

el_mas_turbador dijo...

Hombre David, ¡cuanto tiempo! Ya nos contarás algo de tu novia, también son monótonas las pajas y mira, dan para hacer un blog, jaja.

Aksaray hace tiempo que no escribe nada, no se si sigue entrando al blog o no, y se le echa de menos.

Bueno, pues me alegro de tu visita, y... por aquí estaremos.