jueves, enero 11, 2007

Paja en el trabajo

Hoy ha sido un día estresante. En un momento de la mañana he ido al baño a hacer mis necesidades fisiológicas, y ¡vaya que si las he hecho! ¡todas!. Después de terminar con las que se hacen siempre que se va al servicio me ha apetecido hacerme una pajilla, para liberar tensiones.
El baño en sí está bastante bien, porque en el pasillo del sitio donde trabajo estamos poca gente y siempre está limpio. Además, cuando se cierra la puerta con pestillo, se queda bien cerrada, no es de esos que tienen un hueco debajo (y otro arriba) para ver si hay alguien, es muy discreto.

Me he acercado al lavabo, y he echado en la palma de la mano un chorrito de jabón del expendedor. Luego he vuelto a sentarme en la taza del water (antes había tirado de la cadema) y he procedido a hacerme la paja. Mi polla estaba fláccida pero eso nunca es problema, cuatro toqueteos y ya estaba erecta, pidiendome que siguiera. Entonces la he agarrado con mi mano impregnada de jabón y he comenzado a moverla arriba y abajo, apretándola con los dedos que se deslizaban facil y placenteramente gracias a la lubricación. Enseguida he empezado a sentir el gustirrinín, y he apretado el múscolo pubocoxígeo para que se me pusiera más dura, lo que ha provocado que por un instante el glande se hinchara levemente adoptando un color más intenso.

Lo he mantenido así unos segundos y luego liberado, repitiéndolo unas cuantas veces mientras seguía menándomela. Cuando he notado que venía el momento del orgasmo he apuntado hacia adelante y finalmente han brotado dos buenos chorros de semen, seguidos de otros menos potentes. Toda la leche ha ido a parar al suelo, que es de baldosín blanco, y ha quedado como una fila de gotas que iban desde la base de la taza del water hasta medio metro hacia adelante.

Me he limpiado los restos que quedaban en la punta del miembro y me he vuelto a subir los calzoncillos y abrochar los pantalones. Luego, con grandes (total, paga la empresa) trozos de papel higiénico he limpiado todos los salpicones de semen del suelo y los he tirado al retrete. Y allí, no ha pasado nada.

Luego he vuelto al trabajo. Lo que quedaba de día he estado igual de ocupado que al principio de la mañana, pero estaba menos tenso :-)

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Bastante rutinario. Si no me hubieras eliminado del msn te habria contado una técnica mucho mas apasionante de las que empleas.

albita dijo...

en el trabajo tambien?
pero chiquillo tu no paras!!
y si entra alguien?
no haces ruiditos?
que corte no?
aunque por lo que veo no eres al unico... algun enemigo tienes por ahi...
besitos peque que tengas buen finde!!

el_mas_turbador dijo...

Bueno, en el trabajo normalmente no lo hago, pero ese día me dió por ahí. Y lo de que entren... hombre, hecho el cerrojo, si no le dan una patada a la puerta no creo que entren, y soy muy silencioso :-)

albita dijo...

eso de normalmente no me suena a que alguna otra "puede" que haya caido... ;-)
Por lo que dices entiendo que el baño es individual, yo me lo imaginaba como los de mi trabajo que hay varios wateres (se escribe asi?) a la vez, como los de los restaurantes y demás...
Y por muy silencioso que seas... eso se nota eh? :-P
Besitos!

el_mas_turbador dijo...

je je, es verdad, no es la primera que cae, pero han pasado meses desde la anterior. El baño, sí, es inidividual, como somos poquita gente hay uno individual para chicas y otro para chicos.

nerea dijo...

cuando te hagas las pajas no pienses en quien paga el papel con el que te limpias, piensa en los arboles que hay que cortar para fabricarlo. si te limpias con agua mejor

el_mas_turbador dijo...

nerea, muy ecológico comentario. Normalmente hago lo que dices, en mi casa me limpio con agua, lo que contaba aquí del trabajo fue una cosa puntual, por darme un capricho. Ademas... tampoco gasté TANTO papel!

Buen dia...

josecr dijo...

creo que cuando uno està bien empalmado lo que menos pìensa es en lo arboles. Chicas, creo que nunca sabran lo que es un pajote...