miércoles, enero 24, 2007

El descanso del guerrero


Últimamente llevo una temporada que estoy hasta arriba de trabajo. Me voy a dormir a altas horas de la madrugada (como ahora) teniendo que madrugar al día siguiente, con sueño y cansancio acumulado.

Es en estos periodos cuando justo al irme a dormir, y casi todos los días sin excepción me hago un rápida pajilla, metido en la cama con el pijama puesto, el pantalón medio bajado, y la manta subida hasta un poco más abajo de la cintura, para dejar la polla al aire.

Estas pajas no me las hago porque esté caliente y quiera desfogarme. La mayoría de las veces mi polla está flaccida, pequeñita y arrugada porque no estoy excitado y la temperatura en la habitación es tirando a fría (a estas horas la calefacción ya se ha apagado). Entonces tengo que comenzar a estimularla y al poco de comenzar a hacerlo empieza a crecer entre mis dedos hasta que alcanza su tamaño máximo de erección. El resto es bastante normal, a continuación viene el clásico sube-baja con la mano agarrando la polla, insistiendo de vez en cuando en la zona del glande.

El orgasmo llega pronto, preparo mi tarro de crema de manos vacío, que coloco sobre mi tripa, y remato la faena agitando con más rapidez mi mano. La corrida llega como suaves oleadas de placer mientras el esperma resultante que brota va a parar al tarro. Como me masturbo de esta forma casi todas las noches, tengo poca materia léfica almacenada en mis huevos y la cantidad que sale no es muy grande.

El objetivo de estas pajas no es disfrutar la paja en sí y deleitarse en un placer largo y de intensidad creciente. Al contrario. Como ya se ha hecho tarde y tengo cierta prisa por irme a dormir, de lo que se trata es de llegar cuanto antes al orgasmo, que suele ser corto y de intensidad moderada, pero que sirve también para descargar tensiones y poder descansar tranquilo.

Es la paja del descanso, la paja del descanso del guerrero, del guerrero del día a día.

4 comentarios:

willardcabalgadenuevo dijo...

Eso, GUERRERO, mucha guerra es la que daríamos los dos en una juerga callejera.

A eyacular que son dos días !!!CAMPEON!!!

albita dijo...

bueno, asi se descansa mejor, no?
te olvidas del trabajo y pasa un buen rato...
asi seguro que tienes dulces sueños!!
besitos

Dk dijo...

Mmmm.... Y si la guerrera ayuda al guerrero a relajarse y luego descansa junto a él?

el_mas_turbador dijo...

- willard, bien dicho! ja ja!

- albita, tu lo has dicho, ¿no lo has probado? Te lo recomiendo :-)

- dk, eso sería ideal, el problema es que desgraciadamente no existe tal guerrera :-(