martes, noviembre 29, 2005

+1 Por la noche

Anoche, una vez mas, me masturbé de la misma forma que vengo haciendo los últimos días. Antes de irme a dormir, preparé el boté, echandole esta vez un par de gotas de jabón líquido del de las manos. Luego, me fui a la cama, y antes de dormir estuve leyendo un rato. Cuando terminé, apagué la luz, me acurruqué entre las sábanas, y me bajé el pantalón del pijama. Me meneé la polla con la mano durante un rato, para que se pusiera bien dura, y luego la metí lentamente en el bote. Sin sacarla, hice girar el bote alrededor de ella un par de veces para que se impregnara bien con el jabón. Luego comenzaron las penetraciones, a ritmo pausado, y no demasiado profundas. Después de estar así un rato, noté que el roce de mi polla con el plástico del bote no era para nada placentero, o sea que no había echado suficiente jabón o lo había absorvido. Me llevé el bote a los labios y solté dentro de él algo de saliva. Volvía a meter el miembro y a girar el bote a su alrededor, para que se mezclara bien con lo que quedara de jabón. Luego empecé otra vez a hacer el movimiento de vaivén, metíendola y sacándola. Esta vez estaba mejor lubricado y la sensación era más placentera. Seguí asñi durante un rato, y empecé a acelerar el ritmo, haciendo los movimientos más y más rápidos. En un momento determinado, me volví a quedar sin lubricación, así que apreté el bote para hacerlo más estrecho. Metí la polla todo lo dentro que pude, y sin sacarla, comencé a moverla adelante y atrás muy deprisa y casi sin moverla. Eso hizo que me corriera enseguida. El orgasmo no fue muy intenso, pero vino como en varias oleadas.
Como siempre, dejé el bote con mi semen recién eyaculado de pie en el suelo, para vaciarlo en el lavabo hoy por la mañana. Y me dí la vuelta y me dormí.

3 comentarios:

mepones dijo...

como me hubiera gustado lubricarlela primero con la lengua y luego con mi mano impregnada en jabon, o ser yo el que echar la saliva en bote

Anónimo dijo...

Masturbador, te quiero contar que yo ahora mismo también me acabo de.
Ha sido contra el sofá, en cuestión de medio minuto, aprovechando que la otra persona que vive conmigo ha ido un momento al baño.
Lo que más me gusta de tus historias es la naturalidad con que están contadas. El morbo lo veo porque te has currado un invento, porque analizas los pasos... el caso es que me alegro que sigas.

el_mas_turbador dijo...

mepones: Ja ja, tu siempre igual... :-)

anónimo/a: Gracias por tu comentario, me alegra que te alegre que siga.